Primeros pasos a la hora de introducir el iPad en el aula

WeLearning —  23 diciembre, 2013 — 1 comentario

El dato…

A lo largo de estos meses hemos sido testigos de cómo muchos centros de enseñanza han decidido apostar por los Ipad para dar un cambio de 360 grados a los modelos educativos que aplican en sus aulas. Esta apuesta supone un cambio considerable en la forma en que entendemos la educación, y por lo tanto, supone tener que tomar ciertas decisiones que van a afectar al desarrollo de las clases.

Sin duda alguna, la primera decisión es decidir el dispositivo que se va a utilizar, pero el compromiso que ha adquirido Apple con la educación (también por el negocio que representa para la compañía los millones de alumnos que hay en el mundo) ha hecho que el Ipad sea el elegido por muchos centros para subirse a la educación 2.0. Pero, una vez decidida cuál va a ser el hardware, hay muchos aspectos que hay que tener en cuenta.

Los detalles…

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los directores de los centros una vez tomada la primera decisión es cómo organizar el trabajo alrededor de la tecnología. Una de las mayores preocupaciones de los profesores son las aplicaciones, pero más que éstas, lo importante es desarrollar un proceso de trabajo a través de ellas que facilite y cree de verdad un nuevo modelo educativo.

Muchos profesores piden consejos a otros profesionales sobre qué aplicaciones utilizan ellos, pero lo que de verdad importa es que las elegidas, como hemos defendido en múltiples ocasiones, se adecuen a las necesidades e idiosincrasia del centro, de sus profesores y de sus alumnos.

Así, los directores de los centros y los responsables del centro deben de tener en cuenta una serie de cuestiones:

  • Es necesario dotar a los docentes de aplicaciones para producir contenidos, como Pages, Evernote o Keynote

  • A la vez, se necesita contar con la infraestructura tecnológica para que los profesores puedan compartir los contenidos con los estudiantes, como DropBox o Edmodo

  • Los estudiantes, una vez que pueden acceder a los contenidos, deben tener formas de marcar los documentos recibidos a través de iAnnotate, GoodReader, por ejemplo

  • Y, finalmente, se debe contar con aplicaciones para poder presentar los trabajos o documentos al profesor para su evaluación con las aplicaciones de Edmodo, Showbie o Dropbox, entre otras.

Esta es una propuesta de flujo de trabajo, y por supuesto, las aplicaciones son orientativas, ya que junto a estas existen otras en el mercado que pueden ser igual de útiles. Lo importante es tener en cuenta que la aplicación de la tecnología en el aula y la introducción de dispositivos tiene que ir acompañada de las aplicaciones que permitan completar las tareas básicas de un proceso de enseñanza.

A partir de aquí, se pueden elegir otras aplicaciones específicas en función de la materia que se trate en cada clase, pero lo básico, y que es responsabilidad de los directores de los centros, es dotar de las herramientas básicas para que el proceso se pueda completar con éxito.

Y entonces…

En el momento en que se decide dotar al proceso formativo de dispositivos como el iPad no acaban las decisiones que hay que tomar para que la introducción de la tecnología se convierta en un caso de éxito. Tener en cuenta qué van a necesitar tanto profesores como alumnos en el desarrollo del proceso de aprendizaje es el siguiente paso a dar, y para ello, es conveniente tener previsto que aspectos son claves antes de que el iPad llegue al aula.

Referencias

[1] iPad Innitiative.

WeLearning

Posts

Trackbacks and Pingbacks:

  1. Primeros pasos a la hora de introducir el iPad en el aula | Observatorio Welearning | iDidac - 7 febrero, 2014

    […] Primeros pasos a la hora de introducir el iPad en el aula | Observatorio Welearning. […]

Deja un comentario

*

Edición de texto disponible a través de HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>