Evaluar la innovación educativa

WeLearning —  10 octubre, 2013 — Deja un comentario

El dato…

En otros post, como en Enfrentarse a los miedos de invertir en tecnología, hemos analizado las dificultades a las que se enfrentan los centros educativos a la hora de decidir e implantar nuevas tecnologías en sus aulas o en su modelo de trabajo.

Evaluar la tecnología no es fácil, pero desde hace unos meses está a disposición de los responsables de los centros de formación, profesores, empresas e inversores un nuevo índice que permite acercarse a las nuevas soluciones con una nueva perspectiva. Se trata un nuevo índice de innovación, que han elaborado Michael Fullan, profesor emérito de la Universidad de Toronto y Katelyn Donnelly, director ejecutivo de Pearson, y que ha sido publicado por Newschools, una firma de capital riesgo sin ánimo de lucro que pretende transformar la educación de segmentos de población de bajos ingresos.

Los detalles…

Pero volviendo a la guía para poder evaluar la innovación en los centros educativos. Este documento permite realizar un análisis de los productos y servicios digitales en base a tres criterios: la pedagogía, el cambio del sistema y la calidad de la tecnología.

El índice, que está disponible como una herramienta abierta (open source), puede ser utilizado por cualquier persona, que obtendrá un código de colores que clasifica las innovaciones que se quieren analizar de la siguiente manera:

  • Innovaciones verdes: tecnologías educativas que pueden tener éxito y producir resultados transformadores

  • Ambar/verde: indica que una tecnología educativa tiene algunas características sólidas, aunque también algunos puntos en los que aún no ha alcanzado todo su potencial.

  • Ambar/rojo: si sale este color, la innovación puede ser problemática y requerirá una atención considerable debido a sus deficiencias.

  • Rojo: tienen pocas probabilidades de tener éxito.

Además, este sistema mide otras variables como pueden ser la calidad-precio, de tal manera que aquellos que tienen que tomar la decisión sobre invertir o no en una innovación deben tener en cuenta que, según palabras de sus autores, “cualquier innovación debe ser capaz de producir el doble de resultados en el proceso de aprendizaje por la mitad del coste que supusieron los métodos anteriores”.

Este índice también tiene en cuenta otros aspectos que no deben pasarse por alto, como por ejemplo el desarrollo profesional. Es decir, para que una tecnología pueda tener éxito dentro de un centro educativo tiene que resultar atractivo y llamativa desde la perspectiva del usuario, para que, de este modo, se pueda integrar adecuadamente en los modelos de aprendizaje que se han puesto en marcha en cada uno de los centros.

Se trata, en definitiva, de una herramienta que permite evaluar de forma objetiva y personalizada para cada centro las innovaciones tecnológicas que están disponibles en el mercado.

Y entonces…

En muchas ocasiones, las novedades que se presentan deslumbran a aquellos que tienen que tomar la decisión de invertir en una u otra tecnología. Si bien, en muchas ocasiones esta decisión se toma en base a criterios subjetivos más que objetivos. Ahora bien, esta herramienta abre las posibilidades para contar con un estándar de evaluación de las distintas opciones disponibles en el mercado y, con ello, poder aumentar las probabilidades de éxito. Si bien, siempre hay que tener en cuenta que detrás de una tecnología, siempre hay que considerar el factor humano, es decir, quién y cómo se va a implantar la innovación y cómo va a afectar a nuestros profesionales y nuestro clientes.

Referencias

[1] Alive in the Swamp. Assessing Digital Innovations in Education

WeLearning

Posts

No hay comentarios

Comenta este Post!

Deja un comentario

*

Edición de texto disponible a través de HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>